Monseñor Osoro: "Hay que ver en cada hombre la imagen de Dios, como hace el Papa” Destacado

El arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Carlos Osoro, pidió ayer a los cristianos “no tener sospechas, que las hay, por desgracia, con el Papa Francisco” y hacer como él, que “ve en cada hombre un hermano por quien ha muerto Cristo, sea quien sea, piense lo que piense, haga lo que haga”.

El prelado pronunció estas palabras durante la ponencia titulada Santa Teresa vive en la alegría del Evangelio que impartió en el marco de los cursos de verano que la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir celebra durante esta semana en el seminario Monte Corbán de Santander.

En su ponencia, monseñor Osoro defendió que, al igual que santa Teresa, “el hombre no es un ser solitario ante Dios, ha de vivir la solidaridad tal y como la explica la vida de nuestro Señor Jesucristo, en quien tanto se fijó ella y para quien la humanidad de Cristo fue algo fundamental en su vida y en su entrega a Dios”.

De igual manera, el Papa Francisco es “un hombre que se acerca a todos, a los que están incluso viviendo una contradicción absoluta y total con nuestra manera de entender la vida”, señaló el arzobispo de Madrid. Esa cercanía, además, “el Papa la hace real no solo con palabras, que las da, sino con su misma vida”, porque es un hombre que quiere “ver en todo ser humano la imagen de Dios y recuperar esa imagen de Dios solo se puede hacer como lo hace Jesús: mirándolos”.

"Santa Teresa vive una experiencia de la grandeza de Dios y del misterio del hombre"

En su ponencia, jalonada de citas y poemas de la santa de Ávila, monseñor Osoro manifestó que “santa Teresa plantea una opción antropológica, una manera de situarse el ser humano en la Historia, en la vida, en su relación con los demás con una novedad absoluta y una fuerza extraordinaria, que tiene una vigencia que es muy especial en estos momentos”. “Ella vive una experiencia de la grandeza de Dios y del misterio del hombre, y la vive con una pasión, que es mostrar a Cristo con el verdadero rostro del hombre, darle a conocer, con su propia vida, no solo de forma teórica”, aseveró.

Asimismo, para santa Teresa “el fundamento es, utilizando sus mismas palabras, andar en verdad” –observó– y “solo en la verdad se tiene acceso al mundo de la oración”. “Andar en verdad fue la pasión por excelencia de Santa Teresa de Jesús, algo con lo que vivamente se encontró metido en las entrañas y fue creciendo a medida que avanzaba en el camino de oración, en el camino del diálogo de Dios”, añadió.

A continuación, monseñor Osoro detalló que, siguiendo a santa Teresa, el hombre es “llamado a la existencia, recibimos una vocación”, en la que la actitud del hombre ha de ser una “humilde respuesta, como la de la Virgen María” y descubre que es necesario “entregar la raíz”.

El arzobispo de Madrid también señaló que se trata de una existencia “para vivir junto a los otros, en solidaridad con los otros”, pero, a su vez, el ser humano tiene que ser conocedor de sus límites”. Así, reiteró que “es muy importante que los cristianos no olvidemos que nuestra opción y seguimiento de Cristo pasa por el seguimiento concreto con los que más están sufriendo y más necesidades tienen, sean quienes sean, hay que estar al lado de ellos, y esto el Papa lo dice claramente”. “Hoy se manifiesta la existencia de un Dios que ama con personas que habiendo sentido su amor lo regalan a los demás”, añadió.

Desdibujamiento, desencanto y desorientación del hombre

Monseñor Osoro incidió en que “santa Teresa vive en la seguridad y la certeza de su destino, ella sabe para qué está aquí”. Por contra, lamentó la “enfermedad más grave” que padecen los hombres en la actualidad y que tiene tres des: desdibujamiento, desencanto y desorientación.

“Desdibujamiento, no hay dibujo del ser humano y esto es grave; desencanto, desesperanza, desilusión por que no hay seguridades ni certezas, parece que todo dé igual y sea relativo; y, en tercer lugar, desorientación, que es estar en la vida no como peregrino, como estaba santa Teresa, sino estar en la vida de un sitio para otro como un vagabundo”, matizó.

El acto estuvo presidido por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que también participa en este curso de verano, y contó con la presecia de monseñor Manuel Sánchez Monge, obispo de Santander; la rectora de la Universidad Católica de Ávila, María del Rosario Sáez, y José Luis Sánchez, vicerrector de la UCV y director de este curso de verano.

Visto 2800 veces Modificado por última vez en Viernes, 28 Agosto 2015 12:04

Arzobispado de Madrid


Sede Central:

C/ Bailén 8

Tlf: 91 454 64 00 

Internet

Departamento de Internet del Arzobispado de Madrid:
webmaster@archimadrid.org

Catedral

Calle Bailén 10.
28013. Madrid.
Tel. 915.422.200.
informacion@catedraldelaalmudena.es

Prensa

Oficina de Prensa del Arzobispado de Madrid: 
C/ la Pasa 5, bajo dcha. 
Tlf: 91 364 40 50
Fax: 91 364 40 58
infomadrid@archimadrid.es

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre las cookies. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information