San Frutos, patrón de la diócesis de Segovia, se celebra cada 25 de octubre en una jornada intensa en lo religioso y tradicional. Comienza a las 23.45 del día anterior con el milagro del paso de la Hoja del Libro de la Vida, concentrándose el público ante la imagen del Santo en la puerta principal de la catedral de Segovia.

Este próximo miércoles 25 de octubre celebramos a San Frutos con el tradicional Villancico, obra barroca compuesta por Antonio Hidalgo en 1874 y que es dirigido este año por Francisco Cabanillas. La interpretación de este Villancico, que comienza a las 12h, cuenta anualmente con un joven solista y con las decenas de voces que forman el coro popular, rodeado por cientos de segovianos que se reúnen alrededor del trascoro y por las autoridades civiles y religiosas. A continuación, en la Capilla Mayor, Santa Misa en honor al Santo presidida por el obispo, monseñor César Franco.

Horario visita turística

Este año, a diferencia de festividades anteriores, el templo abre al turismo desde las 13:30 hasta las 21:30. Las visitas guiadas a la torre tendrán lugar a las 10:30, 16:30 y 19:00 quedando suspendida la de las 12:30.

Historia de San Frutos

San Frutos nació en Segovia en el año 642, dentro de la última etapa visigoda, y en un tiempo en el que los reinos cristianos se hundían en la inestabilidad, lo que provocaría, años más tarde, la decisión del Califato de los Omeyas de avanzar y empezar la conquista de la Península Ibérica en el año 711 d.C.

Este acontecimiento histórico fue muy importante para la vida del Santo, sobre todo durante sus últimos años, ya que su defensa de los cristianos de la zona segoviana y la lucha espiritual contra los sarracenos, provocaron milagros y obras que en la actualidad son reconocidos tanto por la Iglesia Católica y con gran devoción por los segovianos.

La familia del Santo, cuyos hermanos Valentín y Engracia serían clave en su camino pastoral, se vio sacudida por la muerte del padre. Según se escribe, gracias a la tradición y al traspaso del relato generación a generación, la herencia dejada tras la muerte del padre hizo reflexionar a los tres hijos sobre lo importante de la caridad y del servicio a Dios, muestra de su profunda fe y convicciones aprendidas dentro del seno familiar.

Tras dejar toda la herencia a los más necesitados, los tres hermanos decidieron abandonar el hogar familiar e iniciar un camino de retiro y oración, que según la tradición, acabaría junto a las hoces del río Duratón, dentro del término municipal de Carrascal del Río.

El entorno del actual Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, que abarca varios municipios, está plagado de numerosas referencias al Santo. Una de ellas llega hasta el yermo en el que se encuentran las ruinas del convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, en el municipio de Sebúlcor, del siglo XII d.C. Es un punto clave dentro de la historia de San Frutos donde, según los relatos, la Virgen se apareció ante un pastor y le mandó que comunicara al prior San Frutos que se erigiera una talla en su nombre.
De los primeros años viviendo en cuevas naturales, San Frutos y sus hermanos, que se convertirían también en santos, construyeron una ermita para cada uno en este paisaje emblemático surcado por el Duratón. San Frutos se estableció en la cumbre, Valentín a media ladera en la llamada Cueva de San Valentín, con un difícil acceso a través de un pasillo natural, y Engracia junto al meandro próximo a sus hermanos y cerca del batán de su mismo nombre.

En la actualidad, se conserva la Ermita dedicada a San Frutos que data del siglo XII y construida sobre la visigótica, fundada por el Santo en el siglo VII. Este es el único resto de lo que en el pasado fue un conjunto monástico de la Orden de San Sebastián de Silos cedido en el año 1076 por el rey Alfonso VI y con actividad hasta el año 1836, cuando fueron expulsados por la desamortización de Mendizábal. Todavía hoy se conserva sobre el dintel de la puerta principal de la Ermita el escudo de Silos.

En esta zona fue donde transcurrieron la mayoría de los hechos y de los cuatro milagros que se le atribuyen. Uno de ellos, en vida, cuenta que el Santo convirtió milagrosamente unos toros prestados para edificar un santuario a la Virgen María en dóciles bestias de carga.

Milagros del santo

La vida del Eremita San Frutos, su especial dedicación a los más necesitados y espiritualidad atrajo a los cristianos que poblaban la zona de Sepúlveda, muy pendientes de la invasión musulmana que se había iniciado con el desembarco de Tarif ben Malluk en la isla de Tarifa. La división civil y política, y el enfrentamiento entre los reinos visigodos de la Península Ibérica hicieron que sucumbieran rápidamente a la invasión. La fecha establecida de la muerte de San Frutos es el 715, a los 73 años, ya con una Segovia bajo control musulmán.

Los últimos años vividos por el Santo son en los que se obra uno de los milagros que aún, a día de hoy, se puede rememorar si se visita la zona. Ante el asedio de los musulmanes en la zona del Duratón, los cristianos huyeron en busca de la protección del Santo junto a su Ermita. Ante la cercanía, y según escriben los relatos, el Santo hizo una raya con el báculo que portaba y una gran grieta se abrió ante los soldados sarracenos, que asustados, huyeron dejando en la zona un ambiente de misticismo y respeto. En la hendidura abierta, más conocida como cuchillada de San Frutos, se construyó un puente de piedra en 1757 que permite cruzarla.

Otro de los milagros por los que se recuerda al Santo se relaciona con su ahínco en la conversión de mahometanos y la defensa de Cristo como el Dios verdadero. Ya siendo anciano, San Frutos encontró a un sarraceno que blasfemando negó la Eucaristía y la presencia del cuerpo de Cristo afirmando que ni incluso un animal se comería la hostia consagrada. En este relato, San Frutos afirmó que ningún animal se atrevería a llegar al Señor. Colocó el pan consagrado con comida para un burro y el animal se arrodilló ante la hostia ocultada entre la comida.

Post mortem de San Frutos se le atribuye un último milagro, en el año 1225, conocido con el sobrenombre de La despeñada. En este caso, el Santo salvó la vida de una mujer a manos de su esposo que bajo sospecha de infidelidad le arrojó desde lo alto de la hoz ladera abajo. En agradecimiento, la mujer donó todos sus bienes y en la actualidad se puede ver una inscripción en el sillar situado en la puerta sur de la Ermita de San Frutos: «aquí yace sepultada una mujer de su marido despeñada y no morío i hizo a esta casa lymosna de sus bienes».
 
Reliquias de San Frutos y sus hermanos

A su muerte, en el 715, el cuerpo del Santo fue enterrado por sus dos hermanos en lo alto de la hoz del Duratón. Años más tarde, Valentín y Engracia, se trasladaron a la Ermita de San Zoilo, dentro del término del pueblo segoviano de Caballar. El Califato en los territorios hispanos estaba prácticamente implantado, y allí los hermanos del Santo fueron martirizados por los invasores que arrojaron sus cabezas a una fuente al no conseguir que renegasen de su fe. Como marca la tradición, y con el reconocimiento del martirio por parte del Papa Sixto IV a través de una bula, en la Fuente Santa se hacen las Mojadas de los Santos, cuando se dan periodos de extrema sequía y se implora la ansiada lluvia, siempre bajo licencia del obispo. En el periodo comprendido entre 1593 y 1982, están documentadas treinta y tres «mojadas», y en veintiséis ocasiones llovió en mayor o menor medida.

Los cuerpos de San Frutos y de los Santos Valentín y Engracia fueron trasladados tres siglos y medio más tarde a la antigua catedral de Segovia, construida junto al Alcázar. Los restos de los tres hermanos estuvieron varios años desaparecidos dentro de la antigua catedral hasta que el Obispo de Segovia, Juan Arias Dávila (1436-1497), encargó su búsqueda. Al empezar la Guerra de las Comunidades en el año 1520, la antigua catedral quedó en ruinas y las reliquias de los tres Santos se trasladaron a la Iglesia de Santa Clara donde se empezaría a edificar en el año 1525 la actual catedral. Las cabezas de los Santos Valentín y Engracia se conservan en un relicario en la iglesia de Caballar.

En toda la provincia de Segovia son muchas las referencias, tradiciones y edificaciones dedicadas al Santo. La puerta principal de la catedral de Segovia está dedicada a San Frutos, que preside con una talla hecha por Felipe de Aragón en 1611.

    OICEE

El obispo de Terrassa, monseñor Josep Àngel Saiz Meneses, escribe a sus fieles diocesanos con motivo de la jornada misionera que ayer domingo celebró la Iglesia, el DOMUND, recordándoles la importancia de la evangelización en los cinco continentes, tarea en la que colaboran también los misioneros de su diócesis.

«Nuestra joven diócesis colabora en la “missio ad gentes” de la Iglesia en cinco lugares del mundo: Mn. Manel Homar, sacerdote, en la diócesis de Cienfuegos, de Cuba; Mn. Xavier Serra en el Vicariato de Canaima de Venezuela; la familia de Santi Ferran y Ángeles Galicia, que pertenece a una comunidad del Camino Neocatecumenal, en Japón; la familia de Álex Holgado y Karen Margalef, con cuatro hijos, en el Vicariato de Puyo, en Ecuador y Mosén Atef Tawadrous que está desarrollando una misión en la diócesis de Guizé, en Egipto. Todos ellos anuncian el Evangelio con su palabra y con sus vidas. Ya sea con un trabajo de colaboración directa en la pastoral diocesana, ya sea con su testimonio de vida entre los vecinos y amigos, en los colegios y orfanatos, en el trabajo, como Iglesia presente en sociedades que no han recibido aún la buena nueva del Evangelio. Celebramos hoy la Jornada Mundial de las Misiones. El mensaje del Papa Francisco, lleva por título La misión en el corazón de la fe cristiana y nos invita a hacernos algunas preguntas que tocan nuestra identidad cristiana y nuestras responsabilidades como creyentes: ¿Cuál es el fundamento de la misión? ¿Cuál es el corazón de la misión? ¿Cuáles son las actitudes vitales de la misión? El fundamento de la misión radica en el amor eterno de la Santísima Trinidad: en Dios Padre que envía y en la misión del Hijo y del Espíritu Santo. El Señor Jesús, después de completar con su muerte y resurrección el plan de Dios para nuestra salvación, fundó su Iglesia y envió a los apóstoles por todo el mundo, como Él había sido enviado por el Padre. La misión de la Iglesia continúa y desarrolla a lo largo de la historia la misión misma de Cristo, que quiere conducir a todos los hombres y las mujeres a la fe, a la libertad y a la paz. La misión tiene, pues, una dimensión universal porque va dirigida «a todas las gentes», y en su realización los apóstoles no están solos sino que reciben la fuerza y los medios necesarios para desarrollarla. El fundamento de esta misión es la presencia y el poder del Espíritu y la presencia de Cristo resucitado en medio de ellos todos los días hasta al fin del mundo. La misión de los discípulos colabora con Cristo y no se cimienta en las capacidades humanas sino en el poder del Señor resucitado presente en su Iglesia.

La evangelización es un proceso que abarca toda la realidad humana. Consiste en llevar la buena nueva a todos los ambientes, transformar la humanidad a través de la transformación del ser humano. Su finalidad es la conversión del ser humano y de la humanidad; transformar por la fuerza del Evangelio la circunstancia del hombre: criterios, valores, centros de interés, líneas de pensamiento, fuentes de inspiración, modelos de vida, en definitiva, la cultura del hombre. La evangelización y la implantación de la Iglesia en el mundo son simultáneas porque las dos tienden a hacer presentes la palabra y la persona de Cristo en el mundo. Como señaló el Beato Pablo VI, “evangelizar constituye, en efecto, el gozo y la vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda”.

Entre las actitudes vitales para la misión, el Papa Francisco nos habla en el mensaje de este año de una espiritualidad de éxodo continuo, saliendo de las zonas de confort, de las propias comodidades, para poder llegar a las periferias geográficas y existenciales que necesitan la luz del Evangelio.

La misión de la Iglesia conlleva una peregrinación continua a través de los diversos desiertos de la vida, a través de las diferentes experiencias de hambre y sed, de verdad y de justicia, de plenitud y amor. Y en esta misión, acaba diciendo el Santo Padre, los jóvenes son nuestra esperanza, de la mano de María, Madre de la evangelización».

    OMPRESS

El sábado 28 de octubre Justicia y Paz continuará con las jornadas de libertad religiosa en Barcelona. En esta ocasión, la organiza junto a otras entidades locales.
 
La libertad religiosa es un derecho humano fundamental, reconocido y protegido por el derecho internacional. Este derecho no solo protege la conciencia individual de todo tipo de violencia, coacción o discriminación por motivo de creencias, sino también la posibilidad de vivir y expresar libremente las propias creencias individual y colectivamente, en el culto, la enseñanza, la práctica y la observancia.
 
Justicia y Paz quiere analizar esta dimensión social y pública de la libertad religiosa y sus implicaciones. Entre ellas está el deber de los poderes públicos en un Estado democrático de colaborar con las confesiones religiosas a fin de garantizar el pleno ejercicio de este derecho fundamental y favorecer el bien común con todo lo que las religiones pueden aportar a la sociedad. También pretende evaluar el marco jurídico y el grado de colaboración actual de los poderes públicos con las confesiones religiosas en diferentes ámbitos (económico, jurídico, educativo, cultural...), a partir de los acuerdos actualmente vigentes, así como las dificultades y retos existentes de cara al futuro.

La jornada se desarrollará con el siguiente programa:

  • 10:00 h. Bienvenida.
  • 10:15 h. Conferencia marco. La dimensión social y pública de la libertad religiosa y la colaboración entre los poderes públicos y las confesiones. Por Maria Teresa Areces, catedrática de derecho eclesiástico en la Universidad de Lleida.
  • 11:00 h. Dificultades y retos en el ejercicio público de la libertad religiosa y la colaboración de la Administración con las religiones. ¿Qué dicen las confesiones más arraigadas? Con las aportaciones del P. Máximo Muñoz, cmf., presidente de la Unión de Religiosos de Cataluña; Mohammed Halhoul, presidente del Consejo Cultural Islámico de Cataluña; Guillem Correa, secretario del Consejo Evangélico de Cataluña; y Jorge Burdman, director de diálogo interreligioso de la Comunidad Israelita de Barcelona.
  • 11:45 h. Descanso.
  • 12:15 h. La respuesta de la Administración. Con Enric Vendrell, director general Asuntos Religiosos, Generalidad de Cataluña; y Lola López, comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad del Ayuntamiento de Barcelona.
  • 12:45 h. Debate.
  • 13:15 h. Conclusiones y clausura.

    MCS

Cáritas Española presentará el próximo miércoles 25 de octubre su Memoria confederal 2016.

La Memoria anual da cuenta de las acciones de acompañamiento desarrolladas por las 70 Cáritas Diocesanas de nuestro país para proteger los derechos y la dignidad de millones de personas en situación de exclusión social dentro y fuera de España.

El informe desglosa por programas el destino de los recursos invertidos a lo largo del último ejercicio, que consolidan la tendencia al alza de los últimos diez años, así como la procedencia de los fondos.

Junto a los datos de actividad confederal recogidos en la Memoria anual, se expondrá una evaluación de cuál ha sido la respuesta de Cáritas a los retos de la exclusión social y la pobreza a lo largo de la última década.

    Cáritas

Los dos vicariatos apostólicos peruanos de Requena y San José del Amazonas han agradecido al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, su decisión de que a partir de ahora la diócesis de Valencia los «asuma como si se tratara de ella misma», tal y como anunció con motivo de la celebración ayer domingo del DOMUND.

Así, el obispo valenciano monseñor Juan Oliver, titular del vicariato apostólico de Requena, en Perú, ha enviado una carta de agradecimiento en la que expresa que «la noticia nos llena de alegría, como también el sentir que se nos tiene en cuenta y que existimos».

Según afirma el vicario apostólico este anuncio «nos llena de esperanza, cuando vemos disminuir nuestras fuerzas, y de ánimo, esperando a los hermanos que el Señor nos quiera dar para compartir la vida y la misión».

Por ello, «damos gracias al cardenal y a la Iglesia diocesana de Valencia, de la que algunos que estamos aquí formamos también parte. Gracias a todos».

El Vicariato de Requena, de 82.000 kilómetros cuadrados de extensión, está dividido actualmente en 8 parroquias con una población de 150.000 habitantes.

Por su parte, el Vicariato de San José del Amazonas, al frente del cual figura como vicario apostólico monseñor Javier Travieso, cuenta con una superficie de 155.000 kilómetros cuadrados, está dividido en 11 parroquias, con una población de 180.000 habitantes y dispone de 16 puestos de misión.

Anuncio del cardenal Cañizares

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, anunció en la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND), que «con la anuencia,  aprobación y beneplácito del Papa Francisco, la diócesis de Valencia  va a asumir, como si se tratara de ella misma, dos Vicariatos Apostólicos  de Perú: Requena y San José del Amazonas, los más pobres y necesitados cultural, económica y socialmente de aquella Nación hermana».

Así, el arzobispo afirmó que desde la diócesis de Valencia  «habremos de ayudarles con sacerdotes para los diferentes puestos de misión, con religiosos y religiosas, con seglares misioneros y misioneras que colaboren en el campo educativo, sanitario, desarrollo social y promoción humana,  también en el económico».

A este respecto, precisó que entre los compromisos que asumirá la diócesis de Valencia «se encuentra también el de ayudar económicamente a cubrir los presupuestos anuales de ambos Vicariatos Apostólicos».

    AVAN

Hace aproximadamente unos nueve años comenzó en la diócesis de Alcalá de Henares (Madrid) Holywins, una divertida iniciativa que anima a los más pequeños a vestirse de sus santos preferidos y a recordar en ese día sus vidas ejemplares a través de juegos, testimonios y canciones en el día de Halloween.

Este año, la diócesis ha decidido ampliar su llegada y también han organizado una serie de actividades para adolescentes. «No pretendemos ir contra Halloween, pero tampoco queremos compartir el culto a la muerte y la exaltación de lo monstruoso o feo que trae consigo, pues lo propio de los cristianos es celebran el triunfo de la vida y promover la belleza y el bien», señalan los organizadores.

«Por ello, frente a los disfraces de los muertos vivientes que llenan las calles de las ciudades los 31 de octubre, cada vez son más las diócesis que se suman a la celebración de Holywins para transmitir un mismo mensaje: la vida es hermosa y su meta es el Cielo, son muchos los que ya han llegado y todos estamos llamados a compartir su felicidad, pues todos podemos ser santos», resaltan.

La actividad central de Holywins para niños y adolescentes es la Misa que celebrará a las 7:30 p.m. el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla, en la catedral local. A ella también están invitadas las familias y demás personas que deseen participar. Tras la Misa quedará expuesto el Santísimo hasta las 23 horas en la Plaza de los Santos Niños de Alcalá de Henares, contigua a la catedral.

Las actividades con los niños comenzarán a las 4:00 p.m. y concluirán media hora antes de la Misa. Los interesados pueden inscribirse en este enlace. Las actividades para los adolescentes se realizarán después de la Misa. Ellos participarán de una vigilia ante el Santísimo que durará toda la noche, ya que en este día «Jesús es tan deshonrado e incluso sacrílegamente maltratado».

Antes de la vigilia habrá un concierto del grupo ‘La Voz del Desierto’. La actividad de los adolescentes terminará el 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, con la oración de Laudes y un desayuno de churros con chocolate.

La inscripción se puede hacer en www.paramilavidaescristo.es o en este enlace.

Más información en esta web.

    ACI

Los padres de Ignacio Echeverría, joven fallecido durante los atentados de Londres por defender a una mujer y conocido como el «héroe del  monopatín», aseguran en una entrevista la gran importancia que tenían para él sus creencias y cómo sus amigos coinciden en que «había en él algo extremadamente bueno».

Ignacio Echeverría era un joven español y católico de 38 años que murió durante los atentados del pasado 3 de junio en el Puente de Londres por defender a una mujer que estaba siendo acuchillada por un terrorista.

Se le conoce como «el héroe del monopatín» porque se enfrentó a los terroristas golpeándoles con su patineta. Ignacio falleció defendiendo en el enfrentamiento con el terrorista.

Joaquín Echeverría y Ana Miralles de Imperial, padres de Ignacio, concedieron una entrevista al diario El Español en donde aseguran que en ese momento «el deber se impuso a su instinto de supervivencia».

«Era bueno, porque hacía un gran esfuerzo para serlo. Ignacio estudió mucho, no era el mejor estudiante del mundo, es decir, no era el que mejores condiciones tenía para ser el mejor estudiante del mundo. Pero el mérito ahí está, reconocido en títulos y trabajos», recuerda su padre y subraya que «sus amigos coincidían en una cosa: había en él algo extremadamente bueno».

Según afirman, Ignacio no era un chico asustadizo, por eso precisa su padre: «Si conoces a Ignacio, lo que hizo, no fue sorprendente».

«Él vio que alguien necesitaba ayuda y fue a ayudarle. ¿Con qué? Con lo que tenía en la mano. Su sentido de lo que debe ser y lo que no debe ser estaba por encima de su instinto de supervivencia», recuerdan.

«Ignacio era una persona con unos principios morales buenos. Y él opinaba que el terrorismo es terror. No es más que eso. Estaba completamente en contra. No sé si él era consciente de que se estaban enfrentando a terroristas. No lo sé. Pero él tenía muy claro que no nos pueden aterrorizar. Lo tenía muy claro», asegura su padre en la entrevista.

Sobre el perdón a los terroristas, Joaquín y Ana recuerdan que Ignacio siempre repetía: «Yo intento ser misericordioso siempre». «Es una frase de él. Ignacio sabía que él no era Dios. Y el perdón es de Dios, no de las personas», explica Ana, su madre.

Según aseguran, Ignacio era intransigente tan solo en una cosa: sus creencias. «Era tremendamente intransigente con cosas que no le resultaban adecuadas. El insulto a las creencias para él era inadmisible», afirma Ana Miralles y su padre, Joaquín, subraya: «las creencias eran muy importantes para él. En ese aspecto, ahí era absolutamente intransigente».

En la entrevista sus padres recuerdan que en el tanatorio se presentó una persona mayor vestida con uniforme militar. Entre llantos «se quitó una condecoración (…)Decía que se la quería imponer a Ignacio. Como estaba cerrado el féretro, pinchó la medalla en la bandera. Y nos explicaba que Ignacio la merecía más que él».

Éste era el padre de un chico al que Ignacio había ayudado a su hijo a superar sus problemas, había hecho de ‘hermano mayor’. «Había pasado muchas tardes en su casa, llevándolo a patinar con su grupo de amigos. Ese chico ahora está bien. Ha superado sus problemas. Era una cosa que no sabíamos pero que estaba ahí», recuerdan sus padres.

Otro joven que también pasó por el tanatorio explicó a sus padres que Ignacio le había acompañado durante muchas tardes en el hospital en Londres, en donde había estado convaleciente. «Ignacio había ido muchas tardes a verle cuando salía de trabajar. No era un amigo de toda la vida, quizá lo conocía de aquí y se lo encontraba en Londres en los ambientes del patín. Ignacio era una persona capaz de preocuparse por los demás. De actuar sobre otras personas».

    ACI

BEDA apuesta por otros diez años

Lunes, 23 Octubre 2017 12:39

Escuelas Católicas de Madrid (ECM) celebra el décimo aniversario del Programa BEDA con un importante congreso, en el que han participado las principales personalidades en materia de bilingüismo.
 
Durante la tarde el 20, y la mañana del 21 de octubre, las organizaciones autonómicas de Escuelas Católicas que vienen implantando el programa BEDA en sus respectivas comunidades han celebrado el VII Congreso BEDA en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, que esta vez ha tenido un significado especial dada la celebración del décimo aniversario de la puesta en marcha de dicho Programa.
 
En su acto de apertura, el secretario regional de ECM, José Antonio Poveda, destacó las claves del éxito del Programa, a saber: flexibilidad para los centros, formación del profesorado, importancia de los coordinadores BEDA, relevancia de las medidas de innovación pedagógica implementadas por los claustros, y aportación fundamental de la valoración externa, el acompañamiento durante todo el proceso y los auxiliares de conversación.
 
En dicho acto, Ismael Sanz, director general de becas y ayudas e innovación educativa, se hizo eco de los datos recogidos recientemente en el estudio publicado por British Council, según el cual el 72% de los alumnos de 15 años están capacitados para comunicarse en inglés con un nivel correspondiente al B1. Según el director general, la aportación de BEDA en estos resultados es innegable. En esa misma línea, el sábado día 21 y tras el acto de entrega de placas y reconocimientos a nuevos centros BEDA y a coordinadores y responsables autonómicos, en el que participó el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, éste reiteró el carácter complementario del Programa BEDA y la riqueza que aporta al sistema educativo madrileño.
 
Durante el viernes y el sábado, los cerca de mil asistentes pudieron disfrutar de ponencias de máximo relieve académico pronunciadas por líderes mundiales en esta materia. Es el caso de Peeter Mehisto, Donna Fields, Karen Saxby, Víctor Pavón y Javier Yeguas. El cierre fue protagonizado por el prestigioso David Marsh en una ponencia especialmente innovadora e interactiva.
 
Las ponencias se completaron con una interesante mesa redonda, el musical Grease interpretado por los alumnos del Colegio Menesiano, la coral del Colegio Escolapios de Getafe y la presentación de la nueva mascota BEDA.
 
En el acto de conclusión, Emilio Díaz, responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales ECM, agradeció el trabajo de profesores, coordinadores BEDA, y directores de centros por estos diez años de implantación del Programa, e invitó a seguir formando parte del mismo. “Nos esperan otros diez años apasionantes”, concluyó.
 
El Programa BEDA, dirigido por Escuelas Católicas de Madrid, en colaboración con Cambridge English Language Assessment y Macmillan Education, tiene como señas de identidad la mejora de la enseñanza del inglés, la cercanía al colegio, el acompañamiento global, el trabajo en red, y el respeto al proyecto educativo e identidad.
 
Sobre Escuelas Católicas de Madrid
 
Escuelas Católicas de Madrid es la marca de FERE-CECA MADRID, que representa a los Titulares de aproximadamente 340 centros integrados, en su inmensa mayoría concertados, de la Comunidad de Madrid, con un total de 9.083 aulas, donde se escolariza a un total de 223.082 alumnos, y en los que prestan sus servicios 18.657 profesionales, de los que un total de 15.017 son profesores. Ello implica que representa al 69% de la oferta de centros concertados de la Comunidad de Madrid, que en la actualidad supone, a su vez, el 40% de las enseñanzas no universitarias desarrolladas en la Comunidad, siendo así la organización más representativa de este sector. Apuesta por una educación accesible a todos, con calidad, equidad y en libertad.

    Escuelas Católicas

Ante un Templo de Los Jerónimos abarrotado de estudiantes, Yinam Cohen, ministro consejero de la Embajada de Israel en España, acompañado por el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, y el vicerrector de Relaciones Internacionales, Pablo Blesa, destacó los lazos que su país mantiene con España, yendo los afectivos de sus ciudadanos incluso más allá que los institucionales. Puso como ejemplo que España es el país de Europa preferido por los turistas israelíes, siendo 350.000 los que llegan a España cada año, de sus 8 millones de habitantes.

Asimismo Yinam Cohen destacó que el colectivo seferadí (descendientes de los judíos expulsados de España en 1.492), sigue teniendo un fuerte peso cultural, emocional y social, preservando allá donde estén la cultura hispánica, y reconoció que «España tuvo un gesto muy importante» al permitirles la nacionalidad española.

El diplomático lamentó la imagen de conflictividad que con frecuencia se proyecta de Israel desde los medios, poniendo de relieve por el contrario que es el segundo centro tecnológico más avanzado del mundo, solo detrás de Silicon Valley (EEUU).

    UCAM

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, presidió en el templo de la Sagrada Familia en Barcelona la beatificación de los 109 mártires claretianos muertos durante la Guerra Civil, que respondieron con el «eficaz arma» del perdón aquel intento de aniquilar el cristianismo en España.

Durante la homilía el cardenal recordó las palabras: «No tenim por. No tenemos miedo» que miles de personas gritaron tras los atentados del pasado agosto en Barcelona. «El terrorismo intenta con su diabólica inventiva de muerte infundir miedo, pero el pueblo responde a una sola voz: ‘no tenim por’, no tenemos miedo. Nadie puede herir al hombre con el miedo y el terror».

Por eso insistió en que «en el hombre existe un potente antivirus, que es su vocación a la vida y no a la muerte; al amor y no al odio; al gozo y no al miedo. El hombre está hecho para amar, vivir y gozar y nada ni nadie puede separar al hombre de la vida y del amor».  

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos aseguró que la historia de la persecución religiosa española durante el siglo pasado «fue una virulenta epidemia de muerte y destrucción que dejó tras de sí miles y miles de víctimas indefensas e inocentes. Sin embargo hizo emerger el coraje de miles de mártires, hombres y mujeres cuya sangre se ha convertido en la savia del dinamismo de la Iglesia española actual».

«Frente al diabólico tsunami de la persecución, los 109 religiosos claretianos reaccionaron con la eficaz arma de la caridad y del perdón. Para aquellos que querían aniquilar la presencia cristiana en España, los mártires respondieron perdonando, orando y gritando: ‘no tenemos miedo’», subrayó el cardenal.

«Los mártires claretianos no tuvieron miedo, estaban dispuestos a sacrificar sus vidas para decir al mundo, una vez más, que el bien vence al mal», dijo, y aseguró que esta beatificación es una invitación a «transformar la tristeza en alegría, el rencor en perdón a los enemigos que también están necesitados de redención. Nos invitan, por último, a no tener miedo y permanecer fieles a nuestra identidad cristiana, más aún, a sentirnos orgullosos de ella».

También afirmó que el sacrificio de las vidas de estos claretianos fue «la semilla de un cristianismo más fuerte y más consciente de la Verdad del Evangelio, que enseña a amar a los amigos y también a los enemigos, porque la única venganza del cristiano es el perdón de los enemigos».

Por eso explicó que la Iglesia celebra a los mártires, «no por venganza, sino por volver a proponer hoy, ayer y mañana, la eterna ley cristiana de la caridad sin límites» porque «el cristianismo propone una cultura de paz y fraternidad, y no de guerra».

Sobre los mártires claretianos beatificados hoy, el cardenal aseguró que fueron «fieles hasta el final a Cristo y a su vocación cristiana y sacerdotal» y recordó los últimos momentos de algunos de ellos.

Como es el caso del P. Mateo Casals, que encabeza la causa. «Su único delito fue ser un sacerdote católico. Según los testigos, el P. Mateo se había preparado para el martirio y en el camino que conducía a su ejecución varias veces repitió en voz alta: ¡Viva Cristo Rey! ¿viva el Sagrado Corazón de Jesús!», dijo.

También recordó la muerte de un estudiante que recitaba el rosario. «Los milicianos marxistas le obligaron a tirarlo al suelo y pisotearlo (el rosario). Ante su negativa le metieron el crucifijo en la boca empujándolo hasta el punto de hacerle escupir sangre».

El cardenal aseguró durante la homilía que «nos contraría que después de las torturas y los asesinatos, los milicianos se jactaban de sus abusos como si fueran actos gloriosos. Pero nos conforta que todos los religiosos se comportaron con fortaleza y dignidad e incluso con alegría, sin nunca traicionar su fidelidad a Cristo y a la Iglesia, ya que antes de ser asesinados los milicianos les prometían la libertad si abjuraban de su fe, pero ninguno lo hizo».

Ante esta «moderna masacre de inocentes» el cardenal Amato recordó las palabras de Jesús: «Bienaventurados vosotros cuando os insulten, persigan y calumnien de cualquier modo por mi causa».

    ACI/Blanca Ruiz

Arzobispado de Madrid


Sede Central:

C/ Bailén 8

Tlf: 91 454 64 00 

Internet

Departamento de Internet del Arzobispado de Madrid:
webmaster@archimadrid.org

Catedral

Calle Bailén 10.
28013. Madrid.
Tel. 915.422.200.
informacion@catedraldelaalmudena.es

Prensa

Oficina de Prensa del Arzobispado de Madrid: 
C/ la Pasa 5, bajo dcha. 
Tlf: 91 364 40 50
Fax: 91 364 40 58
infomadrid@archimadrid.es

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre las cookies. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information